Conferencia Ambigramas
Conferencia Ambigramas
 

 
Ambigramas Alberto Portacio
Galería 1
Galería 2
Curriculum vitae
Enlaces
Conferencia Ambigramas
INTRODUCCIÓN

En cierta ocasión fui informado de que sería invitado a dar una conferencia sobre los ambigramas en la revista oral Labra Palabra. Inmediatamente comencé a prepararme y tomando como base el texto donde Carlos Carpio explica lo que es un ambigrama y los diferentes tipos que existen, elaboré el presente libreto, pero tratando en lo posible de ilustrarlo con ejemplos míos.
Hasta el momento no he terminado la guía para la charla ni he vuelto a saber de la persona que me invitaría a la conferencia, pero quiero compartir estas líneas y si es posible recibir comentarios que me ayuden a mejorar el contenido.

Alberto Portacio Apicella.



AMBIGRAMAS, ALGO MÁS QUE PALABRAS

CÓMO INICIA EL CUENTO.
Antes que todo quiero agradecer a Labra Palabra y a su coordinador Carlos Polo, por brindarme la oportunidad de estar aquí compartiendo lo que se ha convertido en mi pasatiempo preferido: LOS AMBIGRAMAS:

Bueno… realmente, ésta es mi primera charla sobre los ambigramas y sinceramente no sé por dónde empezar, he meditado sobre varios aspectos y creo que lo lógico es comenzar por el inicio, por el motivo que originó mi interés por esta temática.

Soy arquitecto y dentro de mis actividades, ocupa un lugar destacado la docencia. Laboro como profesor de tiempo completo en la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Autónoma del Caribe, desempeñándome como docente en la cátedra de Diseño Arquitectónico y siempre me he impuesto el reto de que mis alumnos produzcan ideas novedosas, que sean creativos.

Con respecto a la creatividad, hay una teoría con la que me identifico plenamente, “Todos los seres humanos somos creativos”, con la creatividad se nace, pero cuando no se utiliza el potencial creativo, vamos dejando de ser creativos. Sin embargo la podemos recuperar o desbloquear, si acudimos al ejercicio mental, si comenzamos a realizar actividades que pongan en “movimiento” nuestras neuronas. Con esta teoría me he lanzado a la incansable búsqueda de ejercicios, para motivar a mis estudiantes a ser creativos y así fue como “tropecé nuevamente” con los palíndromos, digo “nuevamente”, porque todos de alguna forma hemos sidos cautivados alguna vez con esta maravilla del idioma. Quién no recuerda lo fascinante de la frase: Dábale arroz a la zorra el abad, es increíble cuando a uno le presentan la frase y le dicen, si no lo hemos notado, que se lee de igual forma, tanto de izquierda a derecha como de derecha a izquierda. O esta otra: Anita lava la tina, que aún se mantiene en la cartilla Nacho lee, con la que seguramente, muchos aprendimos a leer.

Pues bien, comencé a motivar a mis estudiantes a producir frases de este tipo, a que las buscaran incluso ya hechas por otras personas, a maravillarse con ellas.
El ejercicio siempre ha sido gratificante y los resultados de gran interés, logrando en mis estudiantes tener “mentes” siempre dispuestas a producir nuevas ideas para sus proyectos. (Quiero aclarar, que este es uno, de los varios ejercicios que practico con los alumnos, también hemos incursionado en: Figuras Imposibles, Arte Kolam, Origami, Tam Gran, etc.)

A continuación muestro algunos palíndromos:
- Dábale arroz a la zorra el abad.

Que es la frase capicúa, como también le llaman a los palíndromos, más conocida y famosa del idioma español.

- Anita lava la tina.

Que como dije anteriormente, está en libros de iniciación a la lectura y tal vez fue con la primera que tuvimos contacto aunque fuese en forma inconsciente.

Anita ha dado motivo para inspirar a muchos palíndromos, como:

- Anita ve una nueva tina.
- Anita patina.
- Atinar a la ranita.

Y la que hasta el momento creo que es la más larga en idioma español:

- Anita la gorda lagartona no traga la droga latina.

Para terminar con los palíndromos quiero mostrar dos que siempre me han gustado:

- La sed de sal.

Y este que fue la repuesta dada por un maestro de los palíndromos, cuando le preguntaban que como se autodefinía.

- Sé verlas al revés.

El deambular entre palíndromos y capicúas hizo que encontrara lo que por primera vez vi rotulado como: palíndromos visuales e inmediatamente digamos, quedé cautivado.
Aquí está el ejercicio que deben realizar mis estudiantes, y comencé a hacer mis propios ambigramas, para poder explicar a los alumnos como realizarlos.

Al inicio, digamos que fue algo complejo, no tenía ninguna teoría y sólo la intuición era mi fiel aliada. Comencé realizando el ambigrama de mi nombre (Alberto), el de mis hijos y el de mi esposa. El nombre de mi hijo Angelo, creo que salió fácil, digamos que el de Mauricio también, pero hoy, aunque no me avergüenzan, creo que no son ambigramas buenos. Más complejo era resolver el problema del ambigrama Vanessa, nombre de mi hija, ya que tenía que convertir dos “eses”, una en “a” y otra en “n”. Cuando lo logré, sentí que me graduaba de bachiller en el arte de hacer ambigramas. Ya estaba listo para enseñar a mis alumnos.

Comencé a buscar en Internet y encontré que varias personas en el mundo se dedicaban a hacer ambigramas.
Encontré una página: www.ambigrama.com del español Carlos Carpio Hernández a quien personalmente considero, no uno de los mejores, sino el mejor ambigramísta de habla hispana. Y precisamente fue él quien me brindó la oportunidad de ver publicado por primera vez uno de mis ambigramas, cuando tuve la osadía de enviarle el ambigrama Vanessa, pues yo pensaba que era bueno (aún pienso que es bueno), y a partir de ese momento comencé a producir ambigramas que enviaba a la página, y que eran publicados en su mayoría. Los comentarios de Carlos Carpio, me animaban a continuar hasta llegar al punto en que por un tiempo, por motivos personales, Carlos Carpio me encomienda las riendas de su página y sin conocimientos informáticos pero con la ayuda de varios amigos, me metí en lo que por aquí decimos: “tremenda vacaloca”
Por espacio de casi dos meses publiqué mis ambigramas, tratando de mantener el formato de la página, hasta que Carlos Carpio retomó el control.
Bueno, quedé como quien dice “picado” y hoy en día tengo mi propia página: www.ambigrama.galeon.com que poco a poco voy mejorando, pero con el firme propósito de publicar semanalmente un ambigrama y así difundir y compartir este bello arte, porque así es como lo considero: un bello arte.
¿QUÉ ES UN AMBIGRAMA?
Cuando preparaba esta charla, como les decía al inicio, no sabía por donde comenzar, pensaba que hablarles de ambigramas sin definir el término podría ser confuso, pero me decidí por comentarles como fui tocado por el vicio de los ambigramas y ahora les trataré de explicar que son éstos.

Un ambigrama (aunque la palabra no ha sido reconocida por la Real Academia de la Lengua Española) es la palabra, frase o imagen que permite que sobre ellas se realicen más de una lectura. También se conoce este arte con los nombres de Ambigrammi en Italia, ambigram e inversion en Estados Unidos.

Podemos encontrar muchos ejemplos de lo que es un ambigrama, a continuación voy a mostrarles algunos que considero interesantes y que pueden ayudar a aclarar el concepto.

- Indio Esquimal
Imagen
De este esquema se pueden hacer dos lecturas, aquí debemos percibir la imagen de un indio y la imagen de un esquimal… ¿si logran ver las dos figuras?

El indio es más evidente, pero no es difícil percibir al esquimal.

- La vieja y la joven.
Imagen
Esta es una obra muy conocida, tal vez algunos de los presente han tenido la oportunidad de disfrutarla anteriormente, pero para los que no la conozcan, la idea es que en esta imagen debemos percibir dos mujeres.

¿Si perciben las dos mujeres?

Una mujer es joven y la otra es vieja.

Bueno, voy a explicar cómo percibir la vieja… ¿Ahora sí la ven?

Ahora explicaré como ver la joven…


- Pato Conejo.
imagen
Bueno esta imagen ya es de otro tipo, en las anteriores, las formas estaban presentes y las lecturas se hacían, siendo muy cuidadosos al mirar, pero ahora no. En esta ilustración las lecturas dependen de la dirección de nuestra mirada, de izquierda a derecha se lee Conejo pero de derecha a izquierda leemos Pato.


- Rana Caballo.
imagen
Esta imagen es de otro tipo, se debe leer en una primera lectura como Rana, y para poder realizar la segunda interpretación debemos girar noventa grados el dibujo, y su lectura será Caballo.
imagen
- Marinos fumando.
imagen
Es extraño que a esta imagen le llamen “Marinos fumando” cuando en realidad sólo hay un marino…

… Ya ven ¿dónde está el otro?

Correcto, hay que girar 180 grados la imagen y ahí está, el otro marino fumando.


- Bush, - Bin Laden, - Sadan
imagen
Aquí tenemos otro tipo de ambigramas, donde se combinan imágenes y texto. Estos son hechos por el artista brasilero Roberto Fernández, y se puede ver cómo se ha jugado con las palabras, para realizar la imagen de los rostros de dichos personajes.


- Shark.
imagen
Esta imagen con la que comenzamos a familiarizarnos (por ser una calcomanía que ahora llevan muchos taxis en nuestra ciudad) también es un ejemplo de ambigrama, podemos leer claramente la palabra Shark, que en inglés significa tiburón y también podemos percibir la imagen de un tiburón.

Los anteriores ambigramas, pertenecen a un grupo, por así decirlo de ambigramas pictóricos, pero a los que me voy a referir ahora son de tipo literal, o sea que para su elaboración se utilizan letras o deformaciones de letras.

Por ejemplo, la palabra OSO que es un palíndromo, también es un ambigrama de los llamados de simetría central, sólo debe colocarse la palabra bocabajo, es decir girarla 180º y resulta que podemos seguir leyéndola, ésta es su segunda lectura y en este caso, una vez colocada bocabajo, también se lee OSO.

La palabra AMA es otra palabra “ambigramática”, si la colocamos frente a un espejo o, si está en un papel y la miramos al trasluz, continuamos leyendo sin el menor problema: AMA, en este caso es un ambigrama de simetría vertical, mitad izquierda de la palabra es simétrica de la mitad derecha.

La palabra COCO es un tercer tipo de ambigrama, en este caso de simetría horizontal, la mitad superior es simétrica a la mitad inferior con respecto a un eje que atraviesa el centro de las “ces” y de las “oes”. Para comprobar que tiene una segunda lectura hay que realizar una operación un poco más complicada, debemos colocar la palabra frente a un espejo y bocabajo, increíblemente podemos seguir leyendo COCO.

Otro tipo de ambigrama de simetría central, del que existen pocos ejemplos, son aquellos que sólo requieren un giro de 90º, el caso más evidente es la palabra OZONO, que si la giramos 90º en sentido contrario al movimiento de las agujas del reloj, se convierte en :

O
Z
O
N
O

Y podemos continuar leyendo tranquilamente la palabra OZONO.

Bueno, los ejemplos que hemos visto hasta ahora, por llamarlos de alguna forma, diremos que son ambigramas naturales. Ahora sí veamos los verdaderos ambigramas:
Si escribimos una palabra, por ejemplo:
imagen
¿Quién podría imaginarse que al invertir dicha palabra podemos leer algo?

Si lo hacemos así, pues, indudablemente no leeremos nada:
imagen
Pero si escribimos:
imagen
Y luego invertimos el papel, SORPRESA!!! Aun continuamos leyendo: Manuela.
imagen
Esta palabra escrita de este modo, es casi un ambigrama perfecto, no hay que hacer muchas variaciones para que al invertirla se continúe leyendo lo mismo. Si lo analizamos sólo a la letra “M” hay que hacerle “ajustes”.
Pero realmente hay una pequeña trampa, que es difícil percibir, por la fuerte impresión que causa, seguir leyendo la misma palabra aun invirtiendo el papel. La trampa es que las dos “aes” no son iguales.

A continuación presento otros ambigramas para continuar explicando el concepto:
Ambigramas de simetría central, como la palabra OSO.
imagen
Aquí podemos leer… correcto: Alberto, que es mi nombre.
En este ambigrama no contamos con la complicidad de las letras y hay que acudir al ingenio para lograr hacer que al invertir la palabra, podamos continuar leyéndola. Aquí como en el caso de Manuela seguimos leyendo el mismo texto: Alberto.

imagen
Pero si esta imagen sorprende, aún causa más sorpresa la que veremos a continuación:
imagen
Aquí podemos leer Alberto que es mi nombre y si invertimos la imagen… leeremos ahora:
imagen
Yamile.


Este tipo de ambigramas es muy solicitado por las parejas, para guardar o exhibir un agradable detalle, en este caso las palabras fueron “buenas” y lograron acoplarse, pero hay casos donde esta unión es casi imposible.
Ambigramas de simetría vertical, como los de la palabra AMA.
El ambigrama que muestro a continuación fue el primero que realicé de este tipo y dice:
imagen
Cande.
Aquí podemos leer Cande y la segunda lectura se logra cuando colocamos el ambigrama frente a un espejo, o si colocamos la hoja al trasluz, o si lo escribimos en un vidrio, en este caso continuaremos leyendo lo mismo: Cande.

Como podemos apreciar con mi nombre es con el que realizo las primeras prácticas, así que aquí tenemos…
imagen
Ahora veamos este: Bueno, no es muy claro lo reconozco, pero aquí podemos leer Alberto… si lo ven…
imagen
La idea es que estampe mi nombre en una camiseta escrito de esta forma y cuando me mire en un espejo en el reflejo se lea:
imagen
También reconozco que no es muy claro, pero aquí quise escribir: Yamile.
Ambigramas de simetría horizontal, como los de la palabra COCO.
El siguiente ambigrama, como siempre, es el de mi nombre:
imagen
Alberto.

En este ambigrama el eje de simetría pasa por el centro de la palabra en sentido horizontal.
La segunda lectura, como dije anteriormente, debe hacerse colocando la figura bocabajo y frente a un espejo.

imagen
Si el ambigrama está en papel, podemos colocarlo volteando la página, bocabajo y al trasluz.

En este tipo de ambigramas también podemos lograr que la segunda lectura sea diferente a la primera, por ejemplo, aquí podemos leer:
imagen
Alberto

y en su segunda lectura:
imagen
Yamile
Ambigrama Infinito.
Reciben este nombre, cuando se puede continuar leyendo ilimitadamente una palabra y cuando giramos el papel 180º continuamos leyéndola también en forma ilimitada. Por ejemplo, si escribimos la palabra NONI, nombre de una fruta, de la siguiente forma:

NONINONINONINONINONI…

Y giramos 180º el papel, continuamos leyendo:
NONINONINONINONINONI…

Con NONI diré lo que he dicho anteriormente, este es un ambigrama (infinito) natural, pero se pueden hacer ambigramas de este tipo con otras palabras.
Con el primer ambigrama infinito que hice, sentí que era recompensado, digamos que por el destino, pues coincidencialmente fue con la palabra Vanessa (nombre de mi hija) y aquello que en el pasado, había sido un dolor de cabeza (las dos “eses”), ahora eran mis aliadas:
imagen
También encontré dos letras más aliadas la “a” y la “e”. La “n” no fue difícil convertir en “v” y lo que pienso desentona un poco es la “a” diferente, pero en términos generales, creo que el ambigrama es bueno.
imagen
Ambigrama Circular
Otro tipo de ambigrama que podríamos denominar como una variante del ambigrama infinito, es el ambigrama circular y realmente, lo podemos lograr con cualquier ambigrama infinito. La clave está en saber realizar la unión.
imagen
Jazz, Jazz, Jazz…



Otros Ambigramas no simétricos
Además de los anteriores existen otro tipo de figuras a los que también puede llmárseles ambigramas, aunque no tienen simetría alguna.

Ambigrama Figura y Fondo
En este tipo de ambigramas la imagen suele tener dos colores que se entrelazan, habitualmente son utilizados el blanco y el negro y cuando se presta atención a uno de los colores tomándolo como Figura, el otro asume el valor de Fondo y obtenemos así la primera lectura. Si ahora invertimos los términos tomando el color que dejamos de Fondo para nuestra Figura, descubriremos la segunda lectura.

De este tipo de ambigramas el primero que desarrollé fue :Alberto, recordemos que siempre mi nombre es el conejillo de indias, aquí el resultado:
imagen
CONTINÚA...